La modelo Najila Trindade, que acusa a Neymar: “Fui víctima de una violación”

0
83

«Fui víctima de una violación», ha asegurado la modelo y estudiante de interiorismo Najila Trindade Mendes de Souza, que acusa a Neymar de haberla agredido y violado. La mujer ha hablado por primera vez este miércoles en un programa de la televisión brasileña después de que su denuncia contra el futbolista del Paris Saint Germain fuera divulgada por la prensa el pasado sábado. Durante la entrevista, la joven ha afirmado que fue violada el pasado 15 de mayo, después de viajar a París para encontrarse con el astro brasileño con quien había intercambiado mensajes en los meses anteriores. «Llegué al hotel, él me mandó un mensaje, me dijo que iba a una fiesta y que se encontraría conmigo más tarde. Cuando llegó, estaba bien, pero agresivo, totalmente diferente de la persona que había conocido a través de los mensajes», contó Najila. «Como tenía muchas ganas de estar con él, intenté manejar la situación. Intercambiamos caricias, y en eso me desnudó. Hasta ahí, fue todo consentido. Pero empezó a golpearme y a hacerme mucho daño. Le dije que parara y él respondió ‘disculpa, linda», ha dicho la modelo en la entrevista.

Posteriormente, y según las declaraciones que ha hecho la modelo al programa televisivo del SBT (Sistema Brasileiro de Televisão), Najila preguntó a Neymar si tenía preservativos y, ante la negativa del jugador, ella dijo: «Entonces no va a suceder nada». El jugador del Paris Saint Germain, según refirió la modelo, se quedó en silencio, lo que ella interpretó como un consentimiento a su decisión, pero momentos después la agredió. «Él me volcó y cometió el acto. Pedí que parara, él siguió. Mientras él abusaba de mí, siguió pegándome en el culo, violentamente». «Sucedió en cuestión de segundos», aseguró la joven. «Le dije ‘para, para, no’. Él no se comunicaba, solo actuaba», declaró.
La modelo confirmó que viajó a París con intención de tener relaciones sexuales con Neymar —»Era un deseo mío. Eso le había quedado claro a él», señaló—, pero se sintió «decepcionada, aterrada» y «en estado de shock» a consecuencia de lo que pasó. «Él no acordó nada conmigo. No quiso hablar o decirme ‘no, no traje [preservativo], pero tengo ganas’. A partir del momento en que me volcó, ya estaba obligándome [a tener relaciones sexuales]».
Al día siguiente, 16 de mayo, la mujer, no obstante, siguió intercambiando mensajes con el jugador. En un vídeo divulgado por Neymar, que revelaba las conversaciones íntimas que mantuvo con ella, se ve que él retoma el contacto al recibir una foto de la mujer desnuda, de espaldas. Preguntada por qué siguió intercambiando mensajes con el jugador tras haber sido agredida, Najila dice que quería «hacer justicia». «Tuve que asimilarlo todo. Cuando él salió del hotel, empecé a entender todo lo que había sucedido, y como él fue estúpido, y me violó y violentó, quise hacer justicia. Sabía que si no volvía a hablar con él, fingiendo que nada había sucedido, él no me hablaría más y yo no lograría probar lo que había hecho», resaltó. «Yo quiero justicia, él me hizo daño, estoy traumatizada. Quiero que pague por lo que hizo», ha respondido.

Este martes, otro canal de televisión divulgó una imagen que muestra a Neymar acostado en una cama con los pies levantados en dirección a Najila. El padre del jugador, Neymar da Silva Santos, confirmó al programa la veracidad de la foto. “La imagen habla por sí misma. Las personas ven que fue una trampa”, justificó. El padre de Neymar ya había confirmado que su hijo y la mujer se encontraron una segunda vez, durante casi 10 minutos. Según el padre, ella lo agredió y Neymar intentaba defenderse, cuando vio que había un teléfono móvil grabando la escena.
En la entrevista, la joven ha negado que haya intentado extorsionar a Neymar, como supone el padre del jugador. Pero ha admitido que los primeros abogados que contrató para el caso sí buscaron a los representantes del jugador para exponerles el caso. Fue ahí, dice la mujer, cuando empezó a desconfiar de su defensor, porque creía que había intentado extorsionar al futbolista. El abogado era contrario a que la modelo presentara una denuncia por violación ante la policía, y le sugirió que acusara al jugador por agresión. «Él [el abogado] no me creía y sentí sus prejuicios. Dio a entender que yo no había sido violada, que solo podía exponer la agresión porque era lo que se podía probar», dice Najila. Un informe médico del 21 de mayo recogía que había hematomas y rasguños en los glúteos de la brasileña. Además, fue diagnosticada de trastorno de ansiedad y depresivo, alteración estomacal y traumatismos superficiales no especificados.

El sábado 1 de junio, la prensa brasileña divulgó la denuncia por violación que la joven presentó ante la policía. Según consta, el altercado sucedió el 15 de mayo en un hotel en París, ciudad donde juega el delantero. La denuncia recoge que Najila y el jugador se conocieron a través del Instagram, donde intercambiaron mensajes, y que Neymar la invitó a visitar la capital francesa, ofreciéndose a pagar los pasajes y el hospedaje. Un asesor del jugador, llamado Gallo, arregló los detalles del viaje. La mujer se alojó en el Hotel Sofitel París Arc de Triomphe. Neymar llegó al hotel de noche, “aparentemente borracho” y, según el relato de la mujer, ambos conversaron e intercambiaron caricias, hasta que el jugador se puso agresivo y consumó la relación sexual sin su consentimiento. La brasileña regresó a su país dos días después y no denunció inmediatamente, explica, porque estaba “sacudida emocionalmente y con miedo de registrar los hechos en otro país”.
El mismo día en que se publicó la denuncia, Neymar da Silva Santos, padre del jugador, confirmó a un programa de televisión que su hijo se encontró con la modelo, pero que la relación entre los dos fue consentida. “Vamos a demostrar la verdad”, dijo. Según defendió, su hijo es víctima de una tentativa de extorsión y ha prometido acciones judiciales contra la mujer. Horas después, Neymar compartió en Instagram un vídeo en el que se defendía de la acusación y afirmaba ser víctima de una «trampa». En la grabación alega que quien lo conoce sabe que jamás haría “una cosa de ese tipo” y avisa de que va a revelar toda la conversación que tuvo con la mujer a través de WhatsApp para que el público sepa lo que sucedió. El vídeo continúa con las imágenes de los mensajes que compartieron, desde antes de que ella viajara a París, que incluyen contenidos de connotación sexual, fotos íntimas enviadas por la mujer y mensajes que, según Neymar, confirman su versión de que la relación fue consentida. Los mensajes divulgados terminan el 16 de mayo, el día después de la presunta violación.
El domingo 2 de junio, la policía de Río de Janeiro acudió a la Granja Comary, donde la selección brasileña se concentra para la Copa América que comienza la próxima semana, buscando a Neymar para que declarara sobre el contenido y las imágenes que divulgó sin consentimiento de la mujer, algo tipificado como delito por el Código Penal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí