Dos fogonazos catapultan al Barça y afianza el liderato

0
110

La Liga pinta más azulgrana después del Clásico. Cuatro puntos separan a Barcelona y Real Madrid, en un encuentro que mereció acabar en empate por los méritos de ambos equipos. Decepcionó el equipo de Luis Enrique en la primera parte, donde estuvo a merced del contrario mientras que el Madrid hincó la rodilla cuando se vio por detrás en el marcador. Se hundió anímica y físicamente de manera estrepitosa. En la pizarra hubo cierta ventaja de Ancelotti pero después no supo rentabilizar su posición en un partido que no pasará a la historia por su brillantez.
El partido arrancó como un combate de boxeo. Precauciones y más precauciones a ver quién era el primero en bajar la guardia. El Real Madrid modificó el dibujo y se refugió en los cuatro centrocampistas con el descenso de Bale a la zona de creación. El envite le sirvió al equipo de Ancelotti para hacerse dueño del partido después de recibir un inesperado gol a balón parado de Mathieu. El recital de juego le llevó a empatar el choque con un excepcional taconazo de Benzema y una buena finalización.
En la primera parte, el Madrid dio un recital de juego mientras que el Barcelona se enredó en un carrusel de imprecisiones, impropio de sus jugadores. De Messi no hubo noticias antes del receso mientras que Piqué se iba erigiendo en el salvador de los muebles antes las continuas llegadas de los madridistas. No mató el partido el Madrid en la primera parte y luego llegó el mazazo.
El escenario no cambió en el segundo acto. Insistía el Madrid mientras su rival, estático en la mayoría de las acciones, buscaba la manera de meterle mano. Y esta llegó de la manera menos esperada. Un balón largo fue pinchado por Luis Suárez entre los dos centrales y fabricó un disparo cruzado que supero a Casillas. De la nada sacó petróleo el Barça (m. 55). En este punto se acabó la vida para el Madrid mientras el Barcelona fue creciendo en control con el resultado y con la entrada de Busquets y de Xavi.
Pudo rematar el Barça con los riesgos que asumió el rival y no lo hizo porque falló demasiadas ocasiones y porque se encontró con Casillas. No hubo más, pero el Madrid dejó pasar una oportunidad de haber puntuado en el Camp Nou.

No hay comentarios

Deja un comentario