Di María es la clave para que Pedro salga del Barcelona y fiche por el United

0
198

 Dentro de una semana, el Barcelona afrontará el primer compromiso serio de la temporada 2015/2016: la Supercopa de Europa contra el Sevilla en Georgia. Luis Enrique es consciente de la entidad de su rival y por ello le gustaría contar con todos los efectivos que tiene a su disposición actualmente… contando a Pedro. El entrenador es consciente de que las negociaciones existen aunque, de momento, no ha habido ninguna novedad por lo que el asturiano cuenta con él para su compromiso más próximo: el Gamper con la Roma como rival. No es ningún secreto que a Luis Enrique le gustaría tener a Pedro a su disposición para verse las caras con el Sevilla, pero tanto el Barcelona como el Manchester United son los encargados de marcar unos plazos en los que la salida de Di María resultaría clave.

A día de hoy, no existen novedades en la operación. Al menos de manera inmediata. El escenario sigue siendo el conocido hasta ahora: Barcelona y United mantienen el contacto, hablan, existen las negociaciones, pero lo cierto es que no todos los días se producen movimientos significativos. La situación no es la ideal ni la pretendida por ambos clubes pues el objetivo pasaría por cerrar el acuerdo cuanto antes, pero son los propios equipos los que marcan los plazos. Así las cosas, el Manchester United desearía rematar la operación a lo largo de la presente semana teniendo en cuanto que este sábado arranca la Premier League. El conjunto inglés ha puesto empeño para hacerse con los servicios de Pedro, pero el Barcelona es consciente de que está obligado a mirar por sí mismo debido a la sanción de la FIFA que pesa sobre el club.
El castigo impuesto por el máximo organismo del fútbol les impide inscribir a jugadores hasta el próximo mes de enero. Por ello y a pesar de tener cierta obligación moral de ayudar en todo lo que pueda a Pedro, debe pecar de cierto egoísmo. La salida de Pedro debilitaría al equipo como mínimo cinco meses ya que la delantera azulgrana se reduciría a Messi, Neymar y Luis Suárez. Bien es cierto que son jugadores capaces de marcar las diferencias, pero Luis Enrique necesita una alternativa y, de momento, Munir y Sandro no han llegado al nivel que garantiza Pedro. Dejando la sanción de lado y pensando en una solución a medio plazo que sería efectiva a partir de enero, Luis Enrique no cree que el Barcelona pueda encontrar un jugador de la misma calidad del tinerfeño en el mercado.
Con la información justa y la hoja de ruta diseñada por cada uno de los dos equipos implicados en la operación, existe una figura que podría acelerar el proceso de la negociación: Di María. El jugador argentino aterrizó en Doha este domingo, lugar en el que presumiblemente pasaría el reconocimiento médico antes de cerrar su fichaje por el PSG. El conjunto francés está en Qatar completando parte de su pretemporada y según la información proporcionada por L’Équipe “se unirá al equipo a mediados de semana. El precio del traspase se eleva a 63 millones de euros sin bonus”. Si el Manchester United logra cerrar la venta de Di María, podría dedicar parte de sus esfuerzos a dar el empujón definitivo a Pedro… sin olvidar que tienen otro frente abierto: David de Gea. A los días de los ‘red devils’ les faltan horas para atender todo lo que tiene pendiente.
Conocida la situación actual, conviene recordar el camino recorrido hasta el momento. Consciente de las pocas posibilidades que tiene de jugar con el tridente formado por Messi, Neymar y Luis Suárez, Pedro habló con Luis Enrique para que le facilitara la salida del equipo. Mientras el entrenador intentaba convencer al tinerfeño, remitía, de manera pública, a la cláusula de rescisión. La de Pedro es de 150 millones aunque en el último contrato que firmó -y que le vincula al Barcelona hasta 2019- figura una rebaja: podría salir por 30 millones. Y es aquí donde surge la primera diferencia entre el club azulgrana y el United. En los planes de los primeros no entra modificar la cantidad y abogan por variables individuales (partidos y minutos disputados) mientras que los segundos manejan cifras que se mueven entre los 26 y los 28 millones añadiendo 4 o 6 millones respectivamente en variables… por títulos.
En sus apariciones ante los medios, Pedro ha ido dejando caer que se quiere marchar. Después de once temporadas en el Barcelona -ocho de ellas en el primer equipo- en las que ha levantado 19 títulos, el tinerfeño buscaun cambio de aires, más minutos de juego y un protagonismo que ha ido perdiendo en las dos últimas temporadas. Manchester se antoja como el escenario ideal para ello, más aún cuando todo apunta a que Van Gaal solicitó su fichaje. Pedro pasaría a defender el escudo de los ‘red devils’ durante cinco temporadas con un sueldo de cinco millones de euros netos al año. Luis Enrique no ve con buenos ojos su salida, pero no pondrá trabas si el United abona la cantidad fijada por el Barcelona. De momento, podrá contar con él para enfrentarse a la Roma este miércoles en el Trofeo Gamper. Queda por ver qué sucederá tanto en la Supercopa de Europa (11 de agosto) como en la de España (14 y 17 de agosto).

No hay comentarios

Deja un comentario