Choferes declaran tregua hasta el 4 de noviembre a la espera del diálogo

0
202

Por la fiesta de Todos Santos y a la espera de una eventual invitación escrita del alcalde Luis Revilla, la Federación Departamental de Choferes de La Paz decidió ayer, en un ampliado, la tregua en sus movilizaciones hasta el 4 de noviembre, informó el dirigente Tomás Mamani.
Los secretarios generales de esta organización, además de la Asociación del Transporte Libre y las cooperativas de transporte, determinaron darse ese cuarto intermedio. 
“Hemos determinado una tregua en nuestras protestas hasta el 4 de noviembre, porque el alcalde (Revilla) habló de invitarnos al diálogo. Esperaremos, pero si no hay nada hasta esa fecha, habrá un paro general indefinido desde el 5”, puntualizó Mamani tras el ampliado de secretarios generales que duró tres horas.
Los choferes buscan un incremento de Bs 0,50 en los tramos cortos, se oponen además al estudio técnico que lleva adelante la Alcaldía y el jueves 29 efectuaron un paro de 24 horas. “Nos han dicho que paremos nuestras movilizaciones y así lo hicimos, suspendimos el paro indefinido. Ahora esperamos que nos convoquen”, sostuvo Fernando Condori, otro dirigente de la federación.
Wilfredo Orihuela, transportista y  autor del estudio técnico de la Federación de Choferes de La Paz, según el cual debería haber un alza de Bs 0,72, insistió en que se debe tomar en cuenta este documento y el último estudio de 2013, cuando se determinó un incremento de Bs 0,30. “Solamente hay que actualizar los dos estudios”, indicó el dirigente.
Mientras que Mamani reveló que pedirán en la reunión con Revilla que el informe técnico que se emitirá en diciembre sea vinculante. “Dicen que saldrá el 18 de diciembre, entonces debe tener carácter vinculante. Es decir, lo que diga el estudio se debe aplicar inmediatamente”.
Este medio llamó ayer por teléfono al secretario municipal de Transporte y Vialidad, Ramiro Burgos, para saber si la Alcaldía enviará una invitación para dialogar a los choferes, pero no pudo ubicarlo. El fin de semana, tanto el alcalde Revilla como Burgos afirmaron que “las puertas del diálogo siempre estuvieron abiertas”.
En el  ampliado de ayer, en el que estuvieron presentes secretarios generales de las tres federaciones, también se trató el tema de las infracciones que la Alcaldía emitió en los últimos días a los choferes por haber subido los pasajes de Bs 1,50 a Bs 2.
“Estamos pidiendo que se anulen las más de 100 infracciones que sufrieron nuestros compañeros y que se analice la medida de expulsión por parte de los vecinos de Vino Tinto”, dijo Mamani. Ese barrio determinó el domingo expulsar al sindicato Exaltación por el mal servicio que da.
El mayor Miguel Zambrana, comandante de la Guardia Municipal, informó ayer que entregaron 700 memorandos de infracción a choferes. “Son 700 memorandos que se emitieron desde el viernes hasta hoy (ayer) por ‘trameaje’, maltrato al pasajero, intento de subir el pasaje, no cumplir su ruta y por no exponer a la vista del pasajero su tarifario”, explicó el comandante.
De esa cifra, al menos 88 infracciones fueron por el cobro de Bs 0,50 más en diferentes puntos de la ciudad. La medida la habían tomado los choferes por iniciativa del sindicato Litoral, pese a no contar con autorización municipal.
Otros datos del conflicto
Pedido
Los choferes esperan tener una reunión con Burgos para resolver el tema de los permisos a las líneas de El Alto que realizan el servicio hasta la Pérez Velasco y Mercado. Pedirán que no haya más permisos.
Queja
Condori, del transporte libre, dijo ayer que las infracciones se entregaron en varios puntos de la ciudad. “En la zona Sur también fuimos víctimas”, dijo en referencia a las boletas de infracción que emitió la Guardia Municipal por subir el precio de los pasajes.
Vino Tinto pide otras líneas de transporte
Después de la expulsión de 12 líneas del Sindicato de Transportes Señor de Exaltación, los vecinos de Vino Tinto presentaron ayer un voto resolutivo en el que piden que la Alcaldía invite a otras líneas para que realicen el servicio de transporte público.
“Dejamos el voto resolutivo vecinal al Concejo Municipal y esperamos que nos respondan en 72 horas. Pedimos la expulsión de este sindicato y también que se invite a otras líneas”, señaló Wálter Cárdenas, presidente de la Junta de Vecinos de Vinto Tinto. Esa zona resistió el fin de semana la imposición de los choferes de subir los pasajes de Bs 1,50 a Bs 2.
Cárdenas contó que pudieron verificar que las líneas que tenía Exaltación solo cumplían cuatro rutas: plaza Eguino, calle Figueroa, Manco Kápac y, alguna vez, avenida 6 de Agosto. “Pero no sabíamos que iban a Sopocachi y a Miraflores, que pasaban por el mercado Rodríguez, la Illampu y que entraban por la plaza Murillo, todas éstas no se cumplían”, dijo.
Después de la decisión de Vino Tinto, de expulsar a los choferes, ayer algunos trabajaron. “Curiosamente mejoraron el servicio y el buen trato a los usuarios, pero nuestra sede sindical apareció pintarrajeada con mensajes en contra de la junta”, señaló Cárdenas. En el sindicato se denunció que trabajadores ediles impulsaron su expulsión.
María Cristina Hernández, otra vecina de la zona, reveló que los días jueves y viernes el transporte en Vino Tinto es escaso. “Nos enteramos que hacen sus campeonatos en la cancha Litoral los jueves, parece que toman después, ya que el viernes no hay transporte”, precisó.  Fernando Condori, dirigente de la Federación de Choferes La Paz, a la que pertenece Exaltación, señaló que no autorizaron el alza de pasajes y que analizarán qué hacer ante su expulsión.

No hay comentarios

Deja un comentario