Bolívar venció 2-0 a Defensor Sporting con dos goles del uruguayo Ferreira

0
234

Bolívar venció 2-0 a Defensor Sporting con dos goles del uruguayo Ferreira pero los violetas avanzaron de fase gracias al 3-0 de la ida. Fue un completo asedio local en el que Campaña se alzó como héroe de la resistencia uruguaya con sus grandes atajadas.
No por reiterativa va a dejar de sorprendernos la terrible incidencia que tiene la altura en los partidos de fútbol. Descontando el lógico factor mental que predispone a unos (los acostumbrados a ella) y a otros (los que la temen) antes de salir a jugar, es en la cancha donde sus secuelas físicas afectan directamente al desarrollo del juego.

Lo de este martes no sólo fue una buena muestra de ello sino también un aviso para lo que pueda ocurrir el jueves con Juventud de Las Piedras en Potosí.

Bolívar, un equipo al que en el Franzini se le vio completamente superado y con graves problemas a la hora de generar peligro, se transformó en un huracán que azotó los cimientos de la defensa violeta desde el primer segundo de juego hasta el último, tanto que estuvo verdaderamente cerca de dar vuelta el 3-0 de la ida. Ocasiones de gol tuvo a decenas y de todas las formas y colores posibles, y el desarrollo del partido dejó la impresión de que no eliminó al equipo uruguayo sólo porque este supo retrasar hasta los 61’ el primero de los tantos recibidos.

Bien es verdad que los de Tejera contaron con alguna acción aislada que, de haber sido aprovechada, hubiera cerrado el trámite con rapidez. Sin embargo, hay que decir con justicia que quien mereció el gol en la primera mitad fue Bolívar, que no se cansó de llegar una y otra vez sobre el área violeta.

Allí se encontró siempre con la seguridad de Martín Campaña, quien se convirtió por necesidad en la figura del encuentro y en el héroe de la resistencia uruguaya. Fue precisamente otro charrúa, William Ferreira, el que pudo haberle robado los focos con esos dos goles que renovaron la fe boliviana en la remontada. Él mismo tuvo en sus pies la ocasión más clara del partido, en la que quedó sólo en carrera ante Campaña tras un error defensivo visitante, pero el golero volvió a sacar a relucir sus reflejos para mantener el marcador, que en ese momento era ya de 1-0.

El final fue mucho más infartante, con todo Bolívar castigando una y otra vez a la defensa violeta, que mantuvo la firmeza como pudo y sólo respiró cuando, tras una pelota que se paseó por la línea de gol, el juez señaló el final de los 94’ más largos que ha tenido Defensor Sporting en los últimos años.

En la segunda fase, espera ahora por el ganador de la serie entre Universitario de Perú y el Anzoátegui venezolano. Pero el rival importa menos cuando sabe que la altura ya se quedó atrás.

No hay comentarios

Deja un comentario