Santo Domingo se entrega a Romeo Santos

0
131

El Estadio Olímpico de Santo Domingo mostró hoy su entrega absoluta a uno de los ídolos musicales del público de la República Dominicana, el cantante Romeo Santos, quien no defraudó a los miles de asistentes que corearon sin desfallecer cada una de las conocidas canciones del bachatero.
Pasadas las 21.30 hora local (01.30 GMT) y ataviado con una capa, el cantante apareció en un extremo de una de las pasarelas que conformaban el escenario de 360 grados sobre el cual deleitó al público. Se trata de la primera vez que un cantante internacional utiliza un escenario así en el país caribeño.
El concierto puso fin a la primera parte de su actual gira “Fórmula Vol.2” que se reanudará en 2015.
Con imágenes de varios leones con la pata delantera izquierda apoyada sobre una corona en cuatro esquinas, un cetro que hacía las veces de pie de micrófono y un trono en el centro del escenario que giraba, Santos no defraudó a un público al que dijo estar “orgulloso de ser dominicano”.
El cantante, nacido en el Bronx (Nueva York), es hijo de madre puertorriqueña y padre dominicano.
Santos, quien se refiere a sí mismo en muchas de sus canciones como “The King” (El rey -de la bachata moderna-), interpretó sus temas “Inocente”, “Por un segundo”, “Loco”, “Mi corazoncito”, “Su veneno”, “Promise”, “Infieles”, “Noche de sexo”, “Soberbio”, “La diabla”, “Tu jueguito”, “Llevame contigo”, “Mi santa”, “Propuesta Inocente” e incluso “Pega la vuelta” de Pimpinela, entre otros muchos.
“Orgulloso de ser dominicano”, “Necesito más fuerza, necesito al país” o “Viva la República Dominicana”, así como cambios en las letras para hacer referencia al país o a la ciudad, y constantes referencias a la belleza de la mujer dominicana y al amor, no faltaron a lo largo de las tres horas de concierto, en las que no paró de moverse sin desfallecer.
Hasta los técnicos de sonido se mostraron entregados coreando muchos de sus temas más conocidos.
También estuvo presente lo que ya se ha convertido en todo un clásico de sus conciertos: subir a una mujer con sobrepeso al escenario con la que suele coquetear sobre el escenario y a la que desea hacerla “sentirse especial”.
En esta ocasión cantó unos breves momentos sentado sobre sus piernas.
Romeo Santos recibió a una espontánea sobre el escenario a la que llegó a tener en brazos.
Con las fiestas a la vuelta de la esquina, Santos aprovechó la ocasión para desear a los asistentes, entre los que se produjo algún que otro desvanecimiento, una Feliz Navidad y año nuevo.
“Deseo en este nuevo año mucho amor, cosas hermosas y salud”, dijo el cantante al público.
Un pequeño dron grabó muchos momentos del concierto y de los alrededores.
El cantautor latino ya ha agotado todas las localidades para la noche del próximo 26 de febrero cuando se presentará en el Festival de Viña del Mar en Chile.
Romeo Santos ofreció el pasado día 14 su primer concierto en Santiago, segunda ciudad de la República Dominicana, a 155 kilómetros al norte de Santo Domingo, tras 15 años sin cantar en dicha localidad.
En julio de este año logró llenar dos noches seguidas el legendario Yankee Stadium de Nueva York. EFE

No hay comentarios

Deja un comentario