Potter, el acróbata más extremo, muere en Yosemite en un salto mortal

0
158

Adiós a una leyenda de los deportes extremos. Dean Potter, escalador profesional, murió el pasado sábado en el Parque Nacional de Yosemite (Estados Unidos). Según informó Scott Gediman, un portavoz del recinto, el paracaídas no se le abrió después de haber saltado desde una altura de 2,3 kilómetros. Tanto Potter como su compañero Graham Hunt fallecieron en el acto a causa del impacto contra el sueño.
Ambos deportistas habían saltado desde el promontorio de Taft Point ataviados con un traje con alas –denominado ‘wingsuit’– una vestimenta que posibilita el planeo durante los segundos que dura el descenso. Los cuerpos de Potter (de 43 años) y Hunt (de 29) fueron encontrados tras una búsqueda en helicóptero que se inició al perder el contacto con ellos. De momento, no se ha esclarecido la razón de por qué murieron ambas personas. Se cree que saltaron juntos, pero fueron encontrados en lugares diferentes.
El salto BASE es ilegal en el Parque de Yosemite, pero Hunt y Potter se saltaron la prohibición y llevaron a cabo una de sus mayores aficiones. Este tipo de deporte recibe su nombre de las siglas en inglés de los lugares desde los que se salta: Buildings, Anthens, Spans y Earth (edificios, antenas, puentes y acantilados).
Dean Potter era conocido por sus paseos sobre la cuerda floja y sus adrenalínicas aventuras, en las que destacaba su afición por la escalada de montañas extremas y sus saltos en paracaídas de alto riesgo. En algunos de ellos, el deportista estuvo acompañado por su perro. Potter fue el primer alpinista en escalar tres de las paredes rocosas más famosas de Yosemite en un solo día.

No hay comentarios

Deja un comentario