Pitada nacional a Gerard Piqué

0
197

El partido del Reino de León ante Costa Rica quedará marcado como aquel en el que un jugador de la selección española fue pitado como si fuera un rival de esos a los que se les tienen ganas. El objetivo de la bronca fue, como en el entrenamiento previo al partido, Gerard Piqué. Es verdad que durante el partido existió cierta división de opiniones, algo que no sucedió en el día anterior, pero también lo es que los pitidos fueron generalizados y constantes.
“Pitar a un jugador de la selección es pitar a la selección”, dijo Del Bosque. Sin embargo, el mensaje del seleccionador no caló. A la llegada de la selección al filo de las 20,30 horas, la recepción a Piqué no fue especialmente hostil. El central bajo el penúltimo del autobús y se mezclaron algún pito con aplausos. Luego, cuando pisó el campo fueron los silbidos los que fueron ganando terreno, pero sin llegar a ser dominantes.
La bronca llegó a partir del momento en el que De Bosque mandó a calentar a Piqué tras el descanso. Y se generalizó, ante la perplejidad de los costarricenses en la tribuna de prensa, cuando el catalán ocupó el puesto de Ramos. Lejos de amedrentarse con la situación, Piqué no se escondió, pidió la pelota y arrancó en una ocasión desde atrás reclamando la pitada. Lo nunca visto hacia uno de La Roja.

No hay comentarios

Deja un comentario