El Tigre se pone a un punto de Bolívar con una paliza a Nacional Potosí (7-2)

0
353

Bolívar tiene 46 puntos y ocupa el primer lugar; The Strongest le pisa los talones con 45. El domingo, la Academia recibirá a Blooming y el Tigre visitará a Oriente. Ese día podría haber campeón si los celestes vencen y los aurinegros caen.

The Strongest goleó a Nacional Potosí (7-2), el lunes en el estadio Hernando Siles, y en su afán de no darse por vencido y de luchar por el título hasta el final, con un festival de tantos redujo a un punto la diferencia con el líder Bolívar, a falta de dos jornadas para que concluya el torneo Apertura de la Liga.

Bolívar tiene 46 puntos y ocupa el primer lugar; The Strongest le pisa los talones con 45.

El domingo, la Academia recibirá a Blooming y el Tigre visitará a Oriente. Ese día podría haber campeón si los celestes vencen y los aurinegros caen.

El Tigre se llevó un susto en el comienzo del partido en Miraflores cuando Nacional lo agarró de contragolpe y Cristian Alessandrini enfrentó al golero Daniel Vaca y lo venció con un remate bien colocado (0-1).

Pero tras verse sorprendido y abajo en el marcador, el conjunto atigrado se repuso rápido, tomó el control absoluto y no tardó en hacer suyo el encuentro sin discusión, llevándose por delante a su adversario.

Primero presionó para llegar al empate, aunque el gol del 1 a 1 tuvo también una dosis de fortuna, porque un disparo de Fernando Marteli pegó en un zaguero y la pelota le quedó justo a Marvin Bejarano para que, de zurda, la mandara a un ángulo (21).

Y después fue evidentemente superior, le dio mucho volumen ofensivo a su accionar y, con insistencia, fue tejiendo ocasiones para que el segundo tanto se cayera de maduro.

Lo hizo Fabricio Pedrozo a los 37 luego de recibir un pase de Bejarano que se había escapado por izquierda generando un rápido contragolpe.

Un minuto después el partido tuvo una inflexión, Nacional que ya tenía problemas para controlar a su rival se derrumbó con la expulsión de Darwin Lora por doble amarilla. El futbolista había estado jugando al límite, con los nervios encendidos, y eso ocasionó que se fuera de la cancha muy rápido perjudicando a su equipo.

Todo se le facilitó a The Strongest, que llegó al tercero a los 44’ después de un saque lateral rápido, un centro de Chumacero y la precisa definición del capitán, Pablo Escobar.

El 3 a 1 pudo ser mayor ya en la primera parte, y con mayor razón en el comienzo de la segunda, en la que el Tigre falló incluso goles cantados.

Pero éstos iban a llegar, era indudable, como que reabrió el camino hacia la red contraria Escobar, en una jugada a los 14 minutos luego de un pase entre líneas de Pedrozo.

El partido ya estaba definido, pero quedaba tiempo y Nacional —en un rato de concesiones que le dio The Strongest—, redujo la diferencia con un gol de Martin Palavicini a los 27.

Sin embargo no evitó la paliza, que de pronto, muy fácil, subió a siete tantos con el quinto de Ramiro Ballivián (31), el sexto de Matías Alonso (36’) y el último de Gabriel Valverde (39).

No hay comentarios

Deja un comentario