El error fatal del hijo de Cristiano Ronaldo: historia de un improperio al gusto

0
231

CRISTIANO RONALDO JUNTO A SU MADRE Y SU HIJO EL DÍA QUE LE HOMENAJEARON COMO MÁXIMO GOLEADOR DEL REAL MADRID
Ni si quiera el hombre más capaz de la manada, el macho hábil cincelado prácticamente por los dioses durante sus vacaciones en el Parnaso, puede tenerlo todo. Lo aprendió esta semana Cristiano Ronaldo, que acudió a que el Real Madrid le diera un homenaje tras haber marcado 323 goles, convirtiéndose en el mayor goleador de la historia del club. Y es que cuando tuvo que dirigirse al respetable allí reunido, según ¡HOLA! no pudo contener unas palabras llenas de verdad: “Se lo dedico a mi madre y a mi hijo, que aunque ha venido con calcetines blancos, ya le he dicho que no va a volver a pasar”. Claro que tuvo que añadir la sentencia definitiva en un juego de Torquemada fashionista que, tras tantos estilismos, bien merece: “Ya le he dicho que no viene más”.Por lo visto, Cristiano Ronaldo JR apareció en el evento con americana, camisa, bien peinado, aseado… un trabajo casi de orfebrería para un día tan importante en la vida de su padre que se vio lastrado por la temida combinación del zapato oscuro con el calcetín blanco, un contraste tan fuerte como la pasión en la juventud y que estigmatiza a quien lo luce por despiste o (mal) gusto.La regla es fácil: si utilizamos vestimenta o zapatos en tonos oscuros, el calcetín blanco se queda en lo más profundo de nuestro armario. Y cuidado, que una cosa es utilizar el color de la nieve y otra no poder apostar por los colores claros. Aquí de lo que estamos hablando es que existe una prohibición: el blanco de calcetín nunca en contraste con tonos oscuros. Si se apuesta por ropas en tonos beige o crema, todavía se podría intentar pero siempre con mucho cuidado y mirándote en el espejo sin prisas, que no se debe salir a la calle a ofender, aunque el acto sea de forma pasiva.Por otro lado, si el evento es informal o estamos en verano, el náutico o los loafers se pueden llevar sin calcetín perfectamente. Un punto en el que cabe señalar que mejor que retirar esta prenda resulta más sensato utilizarla pero de estilo tobillero, pues evitará que se vea pero también un desagradable olor de pies producto del contacto directo de nuestra piel con el zapato.Nadie sabe quién fue el primer varón que decidió calzarse el calcetín blanco con un zapatito oscuro pensando que podía ser una buena idea. Y lo peor de todo es que aquello creó tendencia porque a principios de los ochenta no era extraño pasar, por ejemplo, por la puerta de una iglesia un día de boda y que encontrarse con seres pluricelulares tranquilos con ese estilo. Incluso dos grandes como Benito Lopera Perrote de Manos a la obra o Michael Jackson eran seguidores de esta tendencia. En concreto, este último era un fanático de la mágica y autodestructiva combinación tobillera, claro que él era el rey del pop, aunque aquello tampoco le dio en ningún momento el salvoconducto para mostrarse así ante el mundo entero. Ya lo reza el dicho: “Calcetín blanco, zapato oscuro, cateto seguro”. 

No hay comentarios

Deja un comentario