Contrato de explotación y producción de hierro del Mutún será suscrito el 12 de febrero

0
225

1457200116

Puerto Suárez, BOLIVIA.- El Gobierno y la empresa china Sinosteel suscribirán el próximo 12 de febrero el contrato para la explotación y producción de hierro del Mutún, proyecto ubicado en el municipio de Puerto Busch, en Santa Cruz, informó el miércoles el vicepresidente Álvaro García Linera.

“El día viernes 12 de febrero la empresa Sinosteel, Ministerio de Minería, Directorio de Comibol (Corporación Minera de Bolivia), directorio de los trabajadores y más el presidente Evo (Morales), aquí en Puerto Busch, se va a firmar el contrato de producción y explotación del acero”, dijo.

En un acto en el que entregó un mercado en el municipio de Puerto Suarez, el Vicepresidente precisó que esa empresa china ejecutará la primera fase de ese proyecto con una inversión de 455 millones de dólares.

La región del Mutún tiene un yacimiento de 40.000 millones de toneladas de hierro y otros minerales.

“La idea es que la empresa no va a ser dueña de la industria, la empresa china va a venir aquí va a instalar la maquinaria, va a instalar el horno, va a producir acero y a su funcionando nos la va entregar a los bolivianos”, explicó.

García Linera dijo que una vez que en el Mutún se inicie la producción de acero los bolivianos “tiene la obligación” de consumir ese producto nacional, para enfrentar la crisis de la caída de precios en los minerales.

“El precio del acero en el mundo entero ha caído, del mineral ha caído entonces ahora exportar no vale la pena, no podemos competir ni con China y Brasil. Entonces para qué va a ser este acero, en esta primera fase mercado interno, todos los bolivianos de manera obligatoria tienen que consumir el acero boliviano”, indicó.

Aseguró que una vez que el precio de los minerales mejoren se ingresará a una nueva fase de producción con la construcción de un nuevo horno.

El Ministro de Minería explicó que la responsabilidad de la empresa china será construir una planta peletización y reducción directa, y la instalación de una acería con colada continua y un tren de laminación.

El objetivo es obtener 150.000 toneladas de laminados de acero no planos, producto que se utiliza en el sector de la construcción civil (puentes o edificios) en los siguientes diez años.

La producción deberá cubrir al menos el 60% de la demanda interna; en la actualidad todo el producto de acero laminado es importado de mercados como Brasil y Perú.

Bolivia prevé ahorrar más de 230 millones de dólares con esa planta de industrialización, subrayó Navarro.

Tras superar aspectos legales y técnicos, la empresa Sinosteel comenzará a operar en un lapso no mayor a los 100 días, tiempo en el que se contratará a otra empresa internacional que se encargará de supervisar y fiscalizar el desarrollo del proyecto.

No hay comentarios

Deja un comentario