Chile registra nuevo terremoto a noche

0
147
El Servicio Nacional de Sismología de Chile elevó a 8.2 la magnitud del terremoto que remeció el norte de Chile ayer, y mantuvo hasta el cierre de esta edición vigente una alerta de tsunami para las costas de Chile, Perú y Ecuador
El Servicio Nacional de Sismología de Chile elevó a 8.2 la magnitud del terremoto que remeció el norte de Chile ayer, y mantuvo hasta el cierre de esta edición vigente una alerta de tsunami para las costas de Chile, Perú y Ecuador.
La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Chile pidió evacuar preventivamente las costas de todo el país, donde hasta anoche no se registraban víctimas producto del sismo. Mientras el alcalde de Arica, Salvador Urrutia, al aludir al sismo dijo que fue “un gran desastre, pero felizmente no tenemos muertos ni herido graves”.
“Hay heridos menores que han ido al hospital y que también han sido atendidos en los centros de albergue”, explicó a Televisión Nacional de Chile el edil de Arica (a 1,660 kilómetros al norte de Santiago), quien añadió que algunas casas de adobe se cayeron por el fuerte temblor, que sin embargo no causó daño a los edificios de altura.
El terremoto de 8.2 grados de magnitud se registró ayer martes en el extremo norte del país y generó elevadas olas, lo que disparó las alarmas en toda la costa de Chile, así como en Perú, en Ecuador, en Colombia y en América Central. El movimiento telúrico, que afectó principalmente a las regiones norteñas de Arica y Parinacota, se registró a las 20:46 hora local, (23.46 GMT) con epicentro en el mar, a 89 kilómetros al suroeste de Cuya, frente a la costa de Tarapacá, según informó el Centro Sismológico Nacional.
Como consecuencia del tsunami provocado por el terremoto, que generó olas de 1.8 metros de altura, las autoridades ordenaron la evacuación de toda la población que vive en el borde costero, de 5,300 kilómetros de largo. “Ya ha evacuado una gran cantidad de gente, que se ha ido mucho más lejos de la zona de seguridad, a 50, 60 y hasta 70 metros de altura”, explicó el alcalde de Arica, quien señaló que ya estaban funcionando albergues para las personas que han abandonado sus casas y no tenían donde pasar la noche.
Salvador Urrutia señaló que a pesar del fuerte temblor, en general hubo tranquilidad, y agregó que el aeropuerto de Arica no cerró, no así el de la vecina ciudad de Iquique, debido a que registró una falla en la torre de control. En Arica, ciudad situada en la frontera con Perú, el servicio de agua potable funciona sin problema, pero al momento del sismo permaneció suspendido, igual que la comunicación mediante telefonía celular. Algunas horas más tarde se restablecieron.
A pesar de que en las últimas semanas la zona norte del país se había visto sacudida por una gran cantidad de sismos, cuando se produjo el terremoto de anoche, en Arica no sonaron las alarmas autónomas (las que no están conectadas al servicio eléctrico), debido a que la licitación del servicio está retrasada desde hace un año.
Inmediatamente después que ocurriera el movimiento telúrico, la Oficina Nacional de Emergencia decretó la evacuación preventiva del borde costero en las regiones de Arica y de Parinacota, que posteriormente se extendió al borde costero de todo el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here