Buscaba a desaparecida y halló a 15 adolescentes

0
102

La Razón
Un padre que buscaba a su hija que desapareció el viernes 4 de septiembre descubrió el lunes 7 la vivienda donde presuntamente era retenida con otros 14 colegiales. El inmueble está situado en la calle 4 de Mayo del barrio Villa Nueva Potosí de La Paz.
“Mi hija desapareció el viernes, fue al colegio y ya no volvió. La busqué toda la noche y con ayuda de un estudiante y dos muchachas más di con la casa donde estaba y llamé a la Policía”, relató a los periodistas el progenitor, quien no reveló su identidad.
El hombre aseguró que su hija lo vio desde una de las ventanas y que salió a darle alcance.  No estaba en estado de ebriedad como el resto de los adolescentes, quienes se escondieron hasta debajo de bañadores del inmueble alquilado por Isabel C. y Juan Carlos V., señaló.
La Policía allanó el lugar y los colegiales de ambos sexos fueron trasladados en tres patrullas a las oficinas de la División de Trata de Tráfico de Personas, de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), adonde acudieron sus padres a recogerlos.
Otro progenitor que acudió a esas oficinas para llevar a casa a otra menor  denunció que ella “fue reclutada por miembros de la pandilla Los Vatos Locos”, que dominan los barrios de El Tejar, Garita de Lima y Villa Victoria. “Mi hija está con otra ropa, porque estaba con uniforme de colegio”, apuntó un tercero. El caso fue abierto por corrupción de menores, aunque los investigadores no descartan que se trate de uno de trata y tráfico.
Pareja está aprehendida y se alista su imputación
Isabel  V. y Juan Carlos V., de 38 años, fueron aprehendidos el lunes y se prevé que serán imputados por el delito de corrupción de menores. Quince adolescentes fueron encontrados en el inmueble que ambos alquilaban en la calle 4 de Mayo, en el barrio Villa Nueva Potosí.
“La mujer estaba permitiendo que ellos consuman bebidas alcohólicas, y estamos investigando si el sujeto aprehendido es el propietario de la vivienda”, informó el coronel Gary Omonte, director departamental de la fuerza anticrimen.
El Código Penal establece una pena de uno a cinco años de reclusión para quienes, por cualquier medio, corrompieran a una persona menor de 18 años. Los investigadores no descartan que se trate de un caso de trata y tráfico de menores de edad.

No hay comentarios

Deja un comentario