Boliviano en Sao Paulo: antes se bañaba 3 veces al día y ahora 1 vez

0
154

Macedonio Arauco es uno de los bolivianos que radica en Sao Paulo y al igual que el resto de los pobladores de esta ciudad brasileña soporta desde hace varios meses el racionamiento de agua debido a la aguda sequía que azota ese país. 

Arauco contó que todos los habitantes de esa metrópoli se vieron obligados a cambiar su modo de vida y adaptarse al racionamiento de agua, porque el sistema de distribución del líquido elemento no abastece como en el pasado. 
“El racionamiento es en global, hay un sistema de agua que debe abastecer a seis millones y medio de habitantes, esta situación afecta a zonas de personas con dinero y lugares pobres por igual, estamos sufriendo todos por esta sequía”, dijo. 
Agregó que en 15 barrios de la ciudad se siente mucho más el racionamiento de agua y entre los meses de diciembre y enero, el efecto de la medida adoptada ante la sequía, era más notorio porque incluso 15 horas al día no tenían el servicio del líquido elemento. 
“La gente no tiene que gastar más del 20% de su tarifa de agua que ya le llegaba (antes del racionamiento), si excede esa cifra tiene que pagar una muta del 40%”, explicó. 
Estas medidas obligaron a los pobladores de Sao Paulo adaptarse al racionamiento y empezar a usar el agua de manera consciente y en menor cantidad. 
“En mi caso todos los días me bañaba dos veces al día, a veces cuando hacía mucha calor, tres veces, pero ahora sólo una vez y en menor tiempo”, relató. 
“Nosotros hemos optado por poner un bañador debajo de nuestros pies para acumular el agua de la ducha y esa agua lo reutilizamos para echar al inodoro; cuando tenemos una máquina de lavar (lavadora) hacemos que el agua que usamos salga por el caño directamente a los tachos y esa agua usamos para lavar el patio, la acera y el auto”, afirmó. 
Recordó que antes de esta crisis, casi ninguno de los habitantes de Sao Paulo valoraba el agua y hacían el uso del líquido sin ninguna restricción. 
“Las personas lavaban las aceras con manguera, al igual que el frontis de sus puertas, sus autos, todo era con manguera sin ninguna conciencia, pero ahora todo cambió”.

No hay comentarios

Deja un comentario