Bolivia califica de ‘nuevo atentado’ el bloqueo al libre tránsito en el puerto el Iquique

0
200

La Cancillería emitió un comunicado para expresar el “más energético reclamo” a Chile por un nuevo paro de actividades que impide el embarco y desembarco de la carga boliviana en el puerto de Iquique por un paro de actividades de trabajadores portuarios. Exige que se levante la medida y el resarcimiento por daños.
Bolivia denunció “un nuevo atentado” contra el comercio exterior y expresó su “más enérgico reclamo” a Chile por la paralización de actividades en el puerto de Iquique, que impide desde hace 13 días el normal flujo de carga nacional, lo que según el gobierno de Evo Morales vulnera el derecho de libre tránsito establecido en el Tratado de 1904.
“El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia denuncia un nuevo atentado por parte del Gobierno de Chile contra el Comercio Exterior y la economía boliviana, que surge a partir de la paralización del puerto de Iquique producto de la suspensión de actividades de los trabajadores portuarios de la Empresa Portuaria Iquique (EPI)”, se lee en el comunicado.
La medida de los trabajadores portuarios impide el embarco o desembargo de carga en el puerto del Pacífico, uno de los principales puntos de tránsito de mercancías nacionales.
“Bolivia presenta una vez más su más enérgico reclamo al constatar que a días de la finalización del último paro de aduana de Chile, nuevamente el Gobierno de Chile en evidente incumplimiento de sus compromisos y al derecho internacional estrangula al Comercio Exterior boliviano, al no garantizar el libre tránsito de la carga boliviana”, sostiene el Gobierno.
Un paro aduanero de nueve días también afectó en mayo al transporte. Más de 2.000 motorizados estuvieron parados en ambos lados de la frontera hasta la solución del conflicto. El Estado hizo el reclamo y demandó al resarcimiento de los daños provocados por la medida que Santiago lo atribuyó a una decisión de los trabajadores aduaneros.
El presidente de la Cámara de Transporte Pesado de El Alto, Gustavo Rivadeneira, denunció ayer nuevos perjuicios para su sector por el paro de los trabajadores de la Empresa Portuaria Iquique (EPI) de Iquique, que demandan la destitución del gerente general, Alfredo Leitón.
Bolivia, a través de la Cancillería, exigió a Chile “la inmediata suspensión de las medidas que impiden desembarcar o embarcar carga de ultramar” y garantizar el cumplimiento al Artículo 6 del Tratado de 1904 que indica: ‘La República de Chile reconoce a favor de Bolivia y a perpetuidad el más amplio y libre tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico’.
La administración del presidente Evo Morales estableció que el bloqueo al libre tránsito genera perjuicios en al menos siete ítemes: Retorno de unidades vacías al verse las naves obligadas a desembarcar en otros puertos; costos de flete al tener que movilizarse a otros puertos; y multas y recargos por el incumplimiento de contratos de exportación.
Además de multas por incumplimiento en la ejecución de obras de infraestructura y proyectos productivos al no contar con los bienes de capital e insumos que se encuentran en naves que no pueden desembarcar; costos relacionados con la suspensión de actividades industriales a la espera de insumos en naves que no pueden desembarcar; viáticos de transportistas y garaje de camiones que esperan carga para poder retornar a Bolivia, y pérdidas por la imposibilidad de firmar nuevos contratos de transporte, al encontrarse las unidades esperando carga en Chile.
“Solicita el inmediato resarcimiento económico de los daños causados al Estado Plurinacional de Bolivia como producto de los reiterados incumplimientos de Chile a sus compromisos y al derecho internacional”, exige parte del comunicado frente al nuevo perjucio al comercio exterior.

No hay comentarios

Deja un comentario